Desinfectantes de suelo

El suelo es la principal materia prima para los cultivos, es por ello que el buen cuidado de esta es muy importante; iniciando con una desinfección del suelo para tener buenos cultivos. La desinfección de suelos es una técnica que consiste en la descomposición de materia orgánica bajo condiciones de alta temperatura y la producción de sustancias volátiles, así como la generación de condiciones de anoxia, dicha condición es extrema para los patógenos y no pueden sobrevivir en ella.

Procesos de desinfección de suelos

Se puede llevar a cabo mediante diferentes procesos. Los más utilizados actualmente son los siguientes:

1)      Solarización

Consiste en acolchar el suelo, en estado húmedo (cercano a capacidad de campo), con plástico transparente (sin encalar) y fino (mayor transferencia de calor) durante los meses de mayor temperatura y radiación solar. Al cubrir el suelo (las pérdidas de calor deben ser mínimas), se consigue aumentar la temperatura del mismo. Durante este tiempo, el invernadero debe permanecer cerrado para conseguir alcanzar las temperaturas objetivo.

2)      Biofumigación

Técnica de desinfección que consiste en aplicar una cantidad abundante de materia orgánica al suelo y utilizar los gases resultantes de la descomposición de ésta para el control de patógenos de suelo. La materia orgánica utilizada puede ser de origen animal (estiércol fresco) o vegetal (restos de cultivo). Por un lado, cuando el estiércol se descompone libera amoníaco (cuanto más fresco es el estiércol, mayor es la emisión de amoníaco) y si la materia orgánica es de origen vegetal, la liberación es de isotiocianatos (si los restos de cosecha son de crucíferas), amonio y fenoles.

3)      Biosolarización

Técnica, que combinando la solarización y la biofumigación, consigue alcanzar temperaturas superiores a las conseguidas con la solarización clásica y acumular una mayor cantidad de gases bajo la cubierta.

4)      Vapor de agua

Este sistema de desinfección del suelo tiene una eficacia probada en la eliminación de la mayoría de los parásitos del terreno agrícola. Suele aplicarse a una profundidad variable, en función de4l sistema que se utilice, aunque a profundidades elevadas puede ocasionar la destrucción de los nutrientes del suelo. La efectividad de este método es superior en los terrenos secos, razón por la cual hay que evitar regar antes de la aplicación de la desinfección mediante vapor de agua.

El objetivo de estas es eliminar o, en su defecto, reducir la población de patógenos como bacterias u hongos que habitan en el suelo, afectando a la producción.

Principales problemas a los que se enfrentan los productores

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los productores que trabajan bajo agricultura, son las enfermedades y plagas de raíz que limitan la producción de hortalizas en suelo. Entre los problemas principales están la fusariosis, los nematodos y el cáncer bacteriano. Esta ultima es una enfermedad letal ocasionada por la bacteria Clavibacter michiganensis que puede ocasionar daños irreversibles y hasta perdida total de los cultivos protegidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.